¿Qué es exactamente la estética dental?


La estética es la ciencia que estudia la belleza.Según nuestra cultura la belleza va de la mano de la armonía. Por lo tanto se puede definir como el equilibrio entre las cosas, las formas entre si y las medidas. 

 

undefined

 

En el caso de la estética dental, existe cuando los formas, las dimensiones y los colores de los dientes guardan unas proporciones que los hacen agradables en su conjunto .

Todo esto se reduce a dos conceptos:

  • Que exista armonía entre la prótesis y los dientes remanentes

  • Que el aspecto de la prótesis sea natural

Hay que evitar causar una sensación artificial, rígida, complicada. Las formas y los tamaños y colores deben estar equilibrado con el resto de piezas, produciendo ligeras desarmonías que determinaran el efecto de naturalidad.

“Al sonreír, la boca se ilumina. Sólo los dientes forman la barrera que separa del beso” (Cervantes).

Actualmente hay una demanda por parte de los pacientes de mejorar su sonrisa. Si sumamos a esto los numerosos avances terapéuticos y tendencias de trabajo mas conservadoras que han hecho que a día de hoy las carillas sean el tratamiento de elección en situaciones de estética comprometida.

Estas restauraciones consisten en reemplazar parte del esmalte por vestibular en sectores anteriores y según circunstancias a premolares.

Una carilla de cerámica es en una lámina de porcelana que recubre parcialmente un diente, al que se une por medio de adhesión al esmalte del diente a tratar.

Aparte de sus ventajas estéticas sobre los composites las nuevas porcelanas son muy resistentes, con una dureza similar o incluso superior a la del esmalte.

Las carillas cerámicas han probado su eficacia, predictibilidad y escasez de fracasos a largo plazo, siempre respetando las indicaciones y con una técnica precisa. Esto, unido a que es una técnica muy conservadora, que permite llevar a cabo tratamientos con escasa eliminación de sustancia dentaria, pone en manos del odontólogo una herramienta de tratamiento que va a aportar satisfacción, tanto al profesional como a sus pacientes.

Las indicaciones principales a la hora de colocar una carillas son:

  1. Estéticas:

    • Cambios de coloración: las alteraciones de color por tetraciclinicas, dientes desvitalizados, amalgamas, envejecimiento natural, pueden ser modificadas por medio de las carillas. Cuanto mas intensa es la coloración patológica mas profundo será necesario tallar el diente para enmascarar el color.

    • Cambios en la posición: dentro de un limite podemos recolocar dientes por medio de carillas

    • Cambios de textura superficial: las rugosidades que puede presentar el esmalte pueden cubrirse mediante carillas

    • Cierre de diastemas: cuando hay espacios entre los dientes, que no superan 1mm podemos colocar carillas para cerrarlos.

  2. Anatomía de la forma:Funcionales: cuando existe desgaste dentario, podemos restaurar la función de la masticación anterior gracias a las carillas

    • Cuando tenemos una alteración en la forma diente que no es severa, podemos restablecerla mediante la colocación de las carillas. En estos casos hay limitaciones.

Por otro lado tenemos algunas limitaciones a la hora de colocar las carillas, debido a su fragilidad y facilidad de descementacion en casos extremos.

  1. Estéticas: alteraciones importantes de color, nos obliga a tallar el diente demasiado para conseguir un enmascaramiento.

  2. Funcionales: en pacientes bruxistas o situaciones de parafuncion, en las que hay una carga excesiva sobre las carillas o fuerzas inadecuadas, podemos provocar la fractura o la descementacion de la carillas.

  3. Hábitos: existen hábitos como la onicofagia, morder bolígrafos o sujetar elementos con los dientes puede provocar una fractura en la carillas.

  4. Mala higiene: si hay acumulo de placa bacteriana puede filtrarse entre la carilla y el diente y teñirse. Y llegar a aparecer caries entre medias.

Retomamos el concepto de belleza haciendo referencia a la sonrisa. Para eso dicen que la cara es el “reflejo del alma” y la sonrisa es la llave de la expresión de la vida social del ser humano. Cuando una persona experimenta felicidad, placer o alegría inevitablemente se producirá una sonrisa. Desde tiempos inmemorables, se ha pretendido objetivar los parámetros de belleza a fin de poder reproducirla. Recordamos que “Bellus” significaba en su origen latino “digno de contemplarse”, y estética viene de la palabra griega “aisthesis”, que significa percepción